AtenasLiga Nacional de Básquetbol

Atenas volvió a ganar de local

Venció a Oberá y se pone en mejor posicio

Atenas volvió a hacer un gran partido y derrotó a Oberá de Misiones por 109-101. El lunes recibirá a Unión de Santa Fe, un rival directo en su pelear por escapar a la zona de riesgo.

No hay premio sin esfuerzo, y no hay esfuerzo sin ganas. A todos eso hoy lo tiene Atenas, que conoce la importancia que tienen sus juegos de local. Cada noche vale oro. Y la de esta, más. Era una parada brava contra uno de los duros de la Liga, pero alcanzó el objetivo. Con mucho esfuerzo y un buen planteo derrotó a Oberá de Misiones por 109-101 y sumó su segundo triunfo seguido en casa.

Lo hecho por el Griego a lo largo de todo el partido fue trabajo de hormiga. Movió piezas, cambió sistemas y probó hasta último momento con la fórmula que, con el correr de la noche, daba resultados. Fue mucho esfuerzo, porque lo propuesto por los misioneros siempre fue de alto voltaje, inclusive en el momento en que el Verde tomó máxima de 16 (92-76) en el inicio del segmento final.

Melvin Johnson (29 puntos) y Samuel Given (23) fueron cosa seria, exigiendo en todo momento. Por ello es que los cordobeses no pudieron apagar la luz y bajar las persianas antes de tiempo. Pero sí supieron cómo manejar en el momento clave los tiempos de ese reloj de arena que parecía no dejar pasar más los segundos.

El primer cuarto fue el denominado «round de estudio». No se sacaron ventajas. Tampoco brillaron, pero hicieron lo básico como para no dar ventajas (24-26). Aunque en el siguiente fue un espectáculo ofensivo generado por quienes llegaron desde las bancas. Fue lo mejor de la noche (34-28 terminó el parcial). Omar Cantón y Augusto Alonso hicieron casi todo bien y se combinaron para 19 puntos; mientras que en la visita, la experiencia de Jonatan Treise (7 en el cuarto) apoyando al incontenible Johnson fueron factor clave para que el duelo no se destrabara (89-76).

Tras el descanso, lluvia de triples (6 de Atenas y 3 de Oberá). Bombardeos y fuego cruzado. ¿Ventajas? Nada de eso. Cada uno con su librito respondió a la altura. Ya en el último, llegó la máxima (92-76), pero no el final de la jornada. Nuevamente las ofensivas fueron mucho más que las defensas. Pero el trío Cantón (20)-Alonso (22)-Mosley (25) encendió la máquina y permitieron que el bocinazo final fuera a puro festejo en casa.

La planilla estadística marca estos rendimientos individuales

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios