JJOO Tokyo 2020Selección Argentina

Dura caída frente a Eslovenia

Doncic, con 48 tantos y sus compañeros edificaron una de las derrotas más importantes de Argentina en este siglo.

Argentina sufrió una derrota sin atenuantes, por 118-100, frente a Eslovenia, en la que Luka Doncic firmó la friolera de 48 puntos para empatar la segunda mayor cantidad individual en un partido del básquetbol masculino de los Juegos Olímpicos. La estrella de los Dallas Mavericks ha estado cerca de romper el récord Olímpico que tiene la leyenda brasileña Oscar Schmidt (Mano santa) con 55 puntos.

El entrenador argentino Sergio Hernández fue consultado por los periodistas quienes le solicitaron un análisis de la derrota y dijo: “El análisis se llama Luka Doncic, el mejor jugador del mundo incluida la NBA. Y si tenía alguna duda, hoy me la quité”. Y luego continuó: “En mi carrera que un jugador nos domine así, no lo recuerdo. “Me faltó a mí defenderlo. Intentamos todo lo posible contra un jugador normal, pero él no es normal”.

Doncic metió 6/14 en triples y al descanso ya había metido 31 puntos, 17 de ellos en la primera parte, en un partido que sirvió también de debut Olímpico para su selección.

“Hemos visto muchos vídeos [de análisis] sobre ellos, tienen grandes jugadores, así que ha sido muy duro”, dijo Luka Doncic. “Pero hemos jugado muy bien y hemos estado muy bien en defensa. Es algo muy especial, no solo para mí sino para todo el equipo. Es nuestra primera participación en unos Juegos Olímpicos y hemos ganado el primer partido, así que es algo especial para todos”, añadió. 

El cordobés Facundo Campazzo base de los Denver Nuggets de la NBA consideró que, pese a la derrota, somos “un buen equipo” y vamos “dar la vuelta a la página lo antes posible”, para afrontar el partido del jueves (9 horas)contra España.  El actual campeón del mundo se impuso hoy a Japón, en el Super Arena de la ciudad de Saitama, con la siguiente progresión: 18-14, 48-28, 69-56 y 88-77.

“Jugamos al ritmo de Luka (Doncic) y tuvo respuestas a todas las situaciones que le propusimos, cuando lo dejamos jugar anotó, cuando lo presionamos hizo jugar a sus compañeros. Jugamos al ritmo de él en todo momento, esto hizo que sus compañeros se eleven a nivel individual”, indicó Campazzo respecto de la actuación de su ex compañero en el Real Madrid, destaca el diario español Mundo Deportivo.

“Esto es un torneo corto en el que no hay margen para el error, nos toca España, que nos conoce muy bien y nosotros a ellos. Creo que tenemos que intentar imponer nuestro juego desde el principio”, consideró Campazzo.
Argentina jugará su segundo encuentro en la competencia olímpica el jueves a las 9, cuando enfrente al actual campeón del mundo, España, en un partido correspondiente a la segunda fecha de la zona C.

Doncic podría haber llegado a los 50, o incluso superar los 55 del brasileño Oscar Schmidt, pero salió del partido a falta de 4:35 y no volvió a jugar. Al ser preguntado por la marca, le restó importancia: “No me importa el récord. Tenemos que ganar y eso es a lo que hemos venido. A falta de tres o cuatro minutos ya teníamos el partido ganado. Así que no importa”.

El partido

Desde el comienzo, Doncic arrasó la defensa argentina. El estratega esloveno no sólo castigo a distancia (3-4 en triples en el primer capítulo) sino que también se animó a las penetraciones al canasto, para redondear 17 tantos en los primeros 10m.

En ese arranque, con altibajos, el equipo del DT Hernández le cambió alternativamente la marca al astro de los Dallas Mavericks.

Sobre el joven estratega de 22 años fueron indistintamente Campazzo, Vildoza, Garino, Bolmaro y Deck. Pero ninguno pudo detener al goleador del partido que, a fines del primer tiempo, ya ostentaba una insólita colecta de 31 de los 62 totales que había conseguido Eslovenia, que llegó a esta cita, a través de un repechaje en Lituania, a principios de mes.

A esa altura, Argentina tampoco mostraba solidez bajo su propio canasto, exhibía escasa puntería en los tiros exteriores (2-18 en triples para los primeros 20m.) y denotaba escasa fluidez en la circulación del balón. La derrota por veinte puntos (42-62) al cierre del primer período semejaba un buen negocio.

En el tercer segmento, Eslovenia se escapó y logró una diferencia máxima de 28 (84-56, a falta de 2m. 27s. para la conclusión del cuarto) ante una Argentina que había perdido la línea característica.

En el último parcial, el conjunto europeo reguló el ritmo, le dio protagonismo a otros actores de reparto (caso Klemen Prepelic, del Valencia de España) y sentó a Doncic antes de la finalización.

El equipo argentino, con el empuje de Scola y algunas conversiones de Campazzo “maquilló” la holgada caída, aunque la sensación que quedó flotando en el ambiente es que al equipo todavía le falta engranaje colectivo.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios