NBA

Denver barrido por los Suns, Campazzo asumió la derrota

Le ganaron 125 a 118 y para los Nuggets y Campazzo se terminó la temporada.

Los Phoenix Suns eliminaron a los Nuggets tras ganar 118-125 en el cuarto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste en una noche en el que, una vez más, la impecable actuación de George Paul y Devin Booker frustró a Nikola Jokic, expulsado de la cancha tras dar un manotazo a Cameron Payne.
Los Suns demostraron una vez más que son un equipo completo que juega un baloncesto absoluto tanto en defensa como en ataque, lo que les ha permitido barrer a los Nuggets del MVP de la temporada, Nikola Jokic, con un contundente 4-0.
Jokic, la estrella de los Nuggets, tuvo que abandonar la pista a falta de 3.52 minutos para el final del tercer cuarto cuando los árbitros decretaron el violento manotazo que propinó a Payne como una falta flagrante dos.
Aunque Jokic arrebató de forma limpia el balón de las manos de Payne, el brazo del pívot serbio golpeó la cara del base de los Suns por lo que los árbitros decidieron que el contacto había sido innecesario y excesivo, lo que provocó su expulsión inmediata.

El base argentino de los Denver Nuggets, Facundo Campazzo, declaró en la noche del domingo después de que su equipo fuese eliminado de los playoff por los Phoenix Suns que el principal desafío de su primera temporada en la NBA ha sido “intentar competir” con jugadores como Damian Lillard o Chris Paul, de quien dijo ha aprendido mucho.

“Es injusto decir que el último partido es el que nos condenó. Durante toda la serie nos costó parar su ofensiva táctica. Ellos tuvieron respuesta para todo. Siempre estuvimos por detrás de ellos. Creo que a medida que avanzaba la serie e intentábamos darle una vuelta de tuerca, fue siempre difícil”, dijo Campazzo.
Sobre Paul, Campazzo afirmó que “ha jugado a un nivel muy alto. Siempre estuvimos por detrás de él. Intentamos cambiar cosas pero siempre tenía una respuesta a todo lo que intentamos. Creo que he aprendido mucho de él durante estos playoff”.
El base argentino añadió que su principal desafío en su primera temporada en la NBA fue “ser agresivo en ofensa y en defensa cubrir jugadores muy peligrosos como Lillard o CP3 (el apodo de Paul). Ese fue mi desafío, intentar competir contra ese tipo de jugadores”.
Finalmente, Campazzo señaló que “ha sido una temporada larga, con muchos partidos. Todo era nuevo para mi así que he intentado aprender al máximo. Ha sido una derrota dura para mi también pero lo que pienso ahora es trabajar tanto como sea posible y estar listo para la próxima temporada”.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios