AtenasLiga Nacional de Básquetbol

Atenas tuvo buenos pasajes de juego, pero no pudo ante Boca

Por la ruta en moto. Acelerás a fondo, te pega el viento en la cara y te sentís inalcanzable. Gozás del viaje, disfrutás del paisaje pero… de pronto te das cuenta de que el combustible empieza a escasear, se prende la luz de alarma, pensás en soluciones y la única posible es una estación cercana. Y el problema es cuando no la hay. Bajas velocidad, tratás de consumir lo menos posible, pero lo mismo te quedás a mitad de camino y no llegás a destino.

Todo el disfrute queda en lo que podría haber sido y no fue. Boca se llevó un gran triunfo de Córdoba, por 76-65, y se recuperó de la derrota frente a Instituto. El Verde, de esta forma, acrecienta su mal momento y quedó 1-6 en el récord de temporada. Es la tercera vez que pierde con Boca en la temporada: anteriormente había 78-62 en La Boca y 76-65 en el Cerutti.

Eso es más o menos lo que le pasó a Atenas. Que tuvo un primer tiempo casi perfecto en los dos costados pero se terminó encontrando con un Boca que en la segunda mitad tiró todo el oficio y experiencia al rectángulo de juego para superar una desventaja de 10 puntos (48-38). Promediando el tercer cuarto, parcial de 14-2 con Leandro Vildoza al mando del timón, haciendo jugar a todos y desnudando las falencias defensivas de un equipo cordobés que no supo cómo soportar la carga visitante.

¿Qué pasó? Fue un tiempo para cada uno. En el primero, Atenas gozó de buena salud con el debut de James McPherson y un gran ingreso de Máximo Araujo, que se combinaron para 17 puntos y lideraron una banca que anotó 26 de las 40 unidades del equipo en los 20 minutos iniciales. Mientras, el Xeneize dependía exclusivamente de los problemas que generaba Eloy Vargas en la pintura.

Pero después todo cambió. Gonzalo García encontró la solución justamente tras un golpe de Vargas que debió sentarse. Tampoco regresó David Nesbitt y los nacionales mostraron su mejor versión con un Kevin Hernández que dijo presente a la par de un Federico Aguerre que apareció cuando lo llamaron. Maniataron defensivamente a Atenas (que anotó apenas 25 puntos en todo el segundo tiempo), corrieron todas las veces que pudieron y lastimaron al Verde que no encuentra cómo salir del pozo.

Boca se quedó con los terceros diez por 25-15 y con el último segmento 19-10, un reflejo de lo bien que terminó trabajando atrás el elenco de García y la poca respuesta en ataque de los de Sebastián Saborido, que cayeron en repeticiones y forzados actores sin resoluciones. El Xeneize se quedó con el triunfo (76-65), recuperó la sonrisa y le dio un empujoncito más a un Griego que sigue sin reaccionar.

Fuente: Prensa Atenas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios